CON NERVIOS DE ACERO: GRUPO ESPECIALIZADO EN DESACTIVACIÓN DE EXPLOSIVOS DE LA FISCALÍA DE JALISCO

Neutralización de bombas y artefactos explosivos, así como tratamiento de materiales peligrosos, algunas de sus funciones

 

El agente Tedax debe tener capacidad de análisis, condición física, control de las emociones, manejo de situaciones, pero sobre todo determinación y seguridad para llevar a cabo operaciones precisas, sin margen de error

Se le conoce como Grupo Tedax y forma parte de las fuerzas de Agrupamientos Especiales de la Fiscalía General de Jalisco. Su nombre oficial es Grupo Especializado en Explosivos, el cual está reconocido como uno de los más capacitados en la desactivación de este tipo artefactos, en la República Mexicana.

Sus integrantes también son técnicos en el tratamiento de materiales peligrosos y su neutralización; asimismo, llevan a cabo tareas preventivas de seguridad en actos multitudinarios y atienden los llamados de emergencia por amenaza de bomba.

Armando Rivera Martínez, oficial al mando de este escuadrón, detalla la importancia que implica para sus miembros, contar con nervios de acero para desarrollar su trabajo sin margen de error, en un escenario donde no hay lugar para el miedo.

Perfiles de los agentes y capacitación

Rivera Martínez habló sobre la importancia que representa para la Fiscalía del Estado Jalisco que el grupo se mantenga en constante capacitación y profesionalización, ya que de esta forma podrá atender con mayor facilidad las situaciones de emergencia. Destacó que algunos de sus elementos cursan diversas licenciaturas, mientras que otros, ya cuentan con ingenierías en electrónica y electrónico mecánico.

Precisó también que los agentes estatales han recibido aquí en Jalisco, a miembros representantes de la Guardia Civil de España y la Real Policía Montada de Canadá, para capacitaciones.

También han viajado a Estados Unidos para tomar cursos de la agencia de seguridad ATF, -por sus siglas en inglés The Bureau of Alcohol, Tobacco, Firearms and Explosives,- mientras que en Bogotá, recibieron adiestramiento de la Policía Nacional de Colombia.

Lo anterior ya que cada situación a la que se enfrentan, es un reto diferente, cuyo nivel de riesgo no se puede determinar hasta el momento de su intervención, ya que siempre varían los mecanismos utilizados en el artefacto, condiciones de la zona como densidad poblacional, espacio, clima y tiempo para actuar de los agentes, por lo que la incertidumbre y el temor en éstos, no son opciones.

No obstante, el oficial Rivera Martínez recalcó que en ese campo no basta sólo la osadía en los elementos, sino que éstos deben poseer otras cualidades que los hacen únicos y valiosos para el área como lo son: la inteligencia, capacidad de análisis, manejo de situaciones, control de las emociones, además de que es muy importante la condición física y actuar siempre con determinación y seguridad, para tener como resultado operaciones limpias y precisas.

Localización de artefacto explosivo

Estos elementos de la Fiscalía de Jalisco, a quienes también se les conoce por su nombre adoptado internacionalmente como agentes Tedax (Técnicos Especialistas en Desactivación de Artefactos y Explosivos), cuentan con equipamiento de tecnología de punta que les permite llevar a cabo tareas con alto nivel de riesgo, ya sea para exposición a artefactos explosivos, o bien, de productos peligrosos como químicos, solventes o gases, por citar algunos.

Al recibir una alerta de riesgo en cualquier caso, se implementa un mando mixto donde intervienen diversas instancias de gobierno para actuar cada uno en su área de competencia y salvaguardar a la población civil: “…Al arribo a la escena, empezamos la coordinación con los diferentes niveles de gobierno, desde el municipio, nos coordinamos con los compañeros de la policía municipal, protección civil del estado y bomberos”, señaló Rivera Martínez.

Con relación a las técnicas, detalló: “…Los procedimientos para desactivación de artefactos explosivos varían; un ordinario sería toma de radiografías, empleo de caninos especializados en la búsqueda de explosivos y neutralización del artefacto empleando equipo diverso de alta tecnología, como robots, cañón disrruptor, gancho y cuerdas, para poder sacarlo de alguna área confinada”.

Explicó el procedimiento que llevan a cabo para atender una alerta por artefacto explosivo, oculto dentro de un bolso o mochila:

Instalación del puesto de mando del Grupo Especializado en Explosivos en la zona de peligro y delimitación de la zona en la que se va a trabajar.

Análisis de las condiciones generales del lugar y de objetos que ahí se encuentran, para determinar que otros riesgos se pueden correr al existir productos inflamables.

Ingreso de un oficial Tedax a la escena de peligro, equipado con traje antibomba, Ingreso de un oficial Tedax a la escena de peligro, equipado con traje antibomba, para hacer una aproximación e inspección al objeto extraño, al cual se le toma una radiografía. (El peso de esta indumentaria puede ser desde los 35 kilogramos hasta los 55)

Tras determinar que se trata de un artefacto explosivo el que se encuentra oculto en el bolso de mujer, el técnico sale del área y envía un robot que es controlado vía remota, el cual se encargará de extraer el material peligroso y llevarlo a una posición alejada de la zona.

Por segunda vez ingresa el agente especializado, quien tras  colocar un cañón de agua, se retira para accionarlo de forma remota y romper el artefacto explosivo.

Finalmente, ingresa el elemento para inspeccionar la zona y llevar a cabo un procedimiento de análisis que le permite determinar que la zona está fuera de riesgo y es segura.

En casos donde se advierte de la presencia de una granada, por ejemplo, la labor que lleva a cabo el Grupo Especializado en Explosivos, es la de neutralizar el sistema de ignición con diversos métodos.

Operativos y recomendaciones

Este equipo de técnicos también llevan a cabo operativos de revisión a edificios y áreas, previos a eventos multitudinarios como lo son: exposiciones, ferias, conciertos y eventos deportivos, entre otros, que son apoyados en algunos casos por binomios caninos, para garantizar la seguridad a las personas que asisten.

Asimismo, el oficial hizo algunas recomendaciones a la ciudadanía, en caso de que detecte algún  material sospechoso:

1. Dialogar con la familia, principalmente con niños y jóvenes, sobre el riesgo que puede representar la maniobra de objetos extraños, localizados en vía pública o sitios ocultos.

2. En caso de encontrar un artefacto explosivo o sospechoso, no tocar, mantener la calma y alejarse lo antes posible de éste.

3. Pedir ayuda: comunicarse de inmediato a la línea de emergencia 911, para el arribo de las autoridades.

Armando Rivera Martínez técnico Tedax de la Fiscalía del Estado, insistió en que las intervenciones que lleva a cabo con su equipo, siempre deben ser exactas, ya que la falta de concentración y precisión, pueden ser fatídicas; por ello, resaltó el alto profesionalismo de los integrantes del Grupo Especializado en Explosivos de Jalisco, quienes se mantienen en capacitación y prácticas constantes para atender situaciones de emergencias.

Por último, exhortó a la población a que en cualquier situación de riesgo que se presente, permitir que los expertos lleven a cabo las diligencias correspondientes al caso, ya que la intervención de una persona sin conocimientos en la materia, podría terminar en un desenlace fatal.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*