EL DECANO FORENSE CON MAYOR TRAYECTORIA EN JALISCO, DEJA UN LEGADO.

Por Víctor Galindo/Todo en Noticia

La tarde de este martes 27 de noviembre del 2018, falleció el médico Forense más reconocido en Jalisco, el Dr. Jesús Mario Rivas Souza; Médico Cirujano y Partero de profesión por la Universidad de Guadalajara, certificado por la Academia Nacional de Medicina para ejercer la medicina forense.

Don Mario (como era conocido) fue quien colocó la primera piedra del edificio del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), a petición del entonces gobernador del estado, Alberto Cárdenas Jiménez, como un reconocimiento a su trayectoria, misma que ha contado con múltiples galardones.

“El primer crematorio se fundó en el antiguo panteón de Mezquitán y yo lo prendí porque nadie lo quería prender, que porque estaban excomulgados, y yo tengo aquí la bula pontificia donde se autorizaba que los cadáveres se pudieran incinerar”, dijo en alguna entrevista el Maestro Rivas Souza, de manera anecdótica.

Con más de 130 mil autopsias realizadas, y a sus 95 años de  edad, llegaba “religiosamente” todos los días a desempeñar sus actividades en el IJCF.

Entre otras situaciones peculiares él refería; que estuvo 60 años trabajando en el servicio de medicina legal, según sus cálculos; y destacaba el pleito con el entonces titular de la Procuraduría General de la República (PGR) por el caso del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo; ya que la versión oficial era que habían atacado al obispo por la espalda, pero Rivas Souza sostenía lo contrario.

Entre otras anécdotas del médico nonagenario de su labor pionera en la práctica médica legal del siglo pasado, como la de ser el primero en exponer transparencias en sus clases o cuando inició la cremación de cuerpos.

Nació en la ciudad de Guadalajara, Jalisco, el 10 de mayo de 1923. Los primeros años de su infancia los vivió en el Rancho de San Antonio de los Rivas, en el municipio de la Barca. Sus padres fueron el Dr. Jesús Mario Rivas Cuervo y la Sra. María del Carmen Souza Arabia.

En 1994 se le reconoció como Maestro Emérito de la Universidad de Guadalajara, la distinción más importante que puede recibir un maestro universitario.

La Asociación Médica de Jalisco informó del deceso del ilustre galeno, Don Mario Rivas Souza. QEPD.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*