Miguel Castro hace un llamado a la buena aplicación de Programas Sociales

El titular de la Secretaría de Desarrollo e Integración Social (SEDIS), Miguel Castro Reynoso, invitó un llamado a las administraciones municipales para hacer un buen uso y aplicación de los programas sociales, pues ha detectado que algunos hacen uso de estos para obtener beneficios mediáticos y políticos..

Lo anterior lo expresó en la firma de convenios para la entrega de más de 3 mil calentadores solares para familias en condición de vulnerabilidad que viven en los municipios de El Salto y Tonalá, un beneficio que brinda el gobierno estatal con recurso del Fondo de Contingencia para la Economía Familiar.

“Nos parece que es irresponsable que en el marco de un programa social que debe ser respetado y atendido con seriedad se utilicen este tipo de programas para coaccionar de manera irresponsable al apoyo condicionado, lastimando y vulnerando la seguridad y la condición de las familias que requieren hoy del apoyo de la economía”, comentó el funcionario.

Frente al gobernador Aristóteles Sandoval, Castro Reynoso citó como ejemplo el caso de las becas para estudiantes de bachillerato que otorga el gobierno municipal de Guadalajara.

Además destacó que durante los cinco años de esta administración se han entregado resultados positivos a la población de Jalisco, pues se ha generado una nueva y responsable política de desarrollo social, siendo este estado el que más gente ha sacado de la pobreza.

“Es importante hacer un llamado a las autoridades municipales de Guadalajara y que en los próximos días, busquemos reunirnos con los responsables de la política social de Guadalajara, para que podamos ceñirnos a lo que la ley de desarrollo social nos señala, que programas no se utilicen de forma irresponsable y que podamos nosotros cuidar, reorientar y salvarle la dignidad de miles de familias que hoy en Jalisco y en Guadalajara, merecen ser atendidas con respeto y con la dignidad que nosotros como funcionarios públicos debemos de atender”, dijo Miguel Castro.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*