Disturbios en Palacio de Gobierno, en Guadalajara, en manifestación por la muerte de Giovanni, bajo la custodia de la policía municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos

Por José Manuel Ramírez

Hoy se manifestaron en las inmediaciones de Palacio de Gobierno, en Guadalajara, un nutrido grupo de manifestantes, en su mayoría jóvenes, quienes hicieron pintas en la fachada de este inmueble y destrozos en algunos vehículos de la policía del estado que estaban estacionadas a un costado del edificio estatal, pidiendo Justicia Para Giovanni, originario de Ixtlahuacán de los membrillos.

Ayer, el Doctor Macedonio Tamez Guajardo, Coordinador del Gabinete de Seguridad de Jalisco y el Fiscal, Gerardo Octavio Solís Gómez, informaban que el fallecimiento de la persona de aproximadamente 30 años de edad, ocurrió hace aproximadamente un mes en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos bajo la custodia de la policía municipal, hechos de los que tuvieron conocimiento el mismo día por lo que se abrió una carpeta de investigación  para aplicar la ley con toda contundencia.

Hoy por la mañana a través de sus redes sociales, el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro,  calificó el suceso de Ixtlahuacán como “una atrocidad, producto de la actuación de la autoridad municipal” y aclaró que en esos hechos no hubo participación de la policía estatal.

Confirmó que la Fiscalía del Estado está terminando las investigaciones para qué fue lo que realmente sucedió y adelantó que tendrá los resultados en las próximas horas.

“Pero quiero dejar claro que vamos con todo el peso de la ley contra quien resulte responsable para que este no sea un caso más de impunidad”.

Alfaro informó que según el reporte oficial de la comisaría, la detención de esta persona fue por una falta administrativa y por supuestamente agredir a los policías.

En este caso hay versiones de que la detención fue hecha por no usar cubre bocas, por lo que el gobernador aclaró que “no estamos investigando por que se le detuvo, estamos investigando porque lo mataron y quién lo mató. Eso es lo más importante. No puede haber una causa que justifique este brutal hecho”, dijo el gobernador.

Alfaro Ramírez mandó un mensaje para las corporaciones municipales y para la de la policía estatal en donde asegura que en el estado de Jalisco no va a permitir abusos de autoridad en donde se violenten los derechos humanos.  “Las policías están para cuidar a la gente, para garantizar el orden público y la vigilancia del estado de derecho.  Las consecuencias para quienes no lo entiendan serán graves”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*