Peligroso ingerir Dióxido de Cloro o Solución Mineral Milagrosa para prevenir o tratar el COVID-19

Por José Manuel Ramírez

La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) afirmó que no cuenta con evidencia científica que determine el uso de Dióxido de Cloro o Solución Mineral Milagrosa para el tratamiento de ninguna enfermedad e informó que, como autoridad federal, no ha autorizado registros sanitarios de medicamentos que contengan en su formulación las sustancias Dióxido de Cloro, Clorito de Sodio o sus derivados.

La dependencia pidió a la población, seguir las indicaciones establecidas por las autoridades sanitarias para la prevención y el tratamiento del COVID-19.

El dióxido de cloro es un gas de color amarillo o amarillo-rojizo utilizado como blanqueador en la fabricación de papel y en el proceso de tratamiento de agua. Al entrar en contacto con el agua reacciona para formar iones clorito. Ambas sustancias químicas son altamente reactivas y al ser ingeridas pueden provocar irritación de la boca, el esófago y el estómago, se pueden presentar náuseas, vómito y diarrea, además de trastornos cardiovasculares y renales.

Actualmente no se cuenta con estudios que evalúen su seguridad y efectividad; y no hay protocolos de investigación registrados que avalen su uso clínico.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*