8 estados rechazan el Semáforo Epidemiológico Nacional

Por José Manuel Ramírez

Los Estados de Guanajuato, Durango, Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Michoacán, Colima y Jalisco, mantienen el rechazo al Semáforo Epidemiológico Nacional y adelantan que cada entidad emitirá el propio.

Los gobernadores de estos estados se reunieron ayer viernes en el municipio de Tequila, Jalisco y el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, expresó solidaridad al Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, respaldando la actuación prudente de la autoridad local para no caer en provocaciones luego de la manifestación de hace dos días en el centro de Guadalajara.

Los ocho gobernadores acordaron trabajar para fortalecer capacidades y velar por el bienestar y seguridad de los 35 millones de mexicanos que radican en sus entidades.

Además de rechazar el semáforo epidemiológico nacional, anunciaron que cada entidad tendrá su semáforo, los estados continuarán con sus estrategias para la reapertura gradual de la economía e hicieron un llamado a todos los niveles de gobierno para aplicar los protocolos de la nueva normalidad, consientes de la aceleración de contagios y de que deben de actuar de manera cautelosa.

Además de reforzar el modelo de aplicación de pruebas, conformarán una mesa jurídica para la redacción del marco legal de la nueva realidad para establecer la obligación de hacer pruebas a las empresas y otras actividades económicas.

Revisarán, para en caso de ser necesario volver a disminuir la movilidad y aumentar el aislamiento social, por lo que invitaron a los ciudadanos a mantener una actitud de corresponsabilidad en el manejo de la epidemia.

Los gobernadores acordaron firmar dos controversias constitucionales, una para que se reconsidere el pacto fiscal  ante el abandono de la federación a las entidades que integran esta alianza con la entrega de recursos para fortalecer las acciones contra la pandemia del coronavirus, y la segunda, busca frenar en acuerdo de la Secretaría de Energía donde se privilegia la producción de energía con fuentes fósiles, sin tomar en cuenta las renovables, hecho que generaría el incumplimiento  que asumió México con la Comunidad Internacional en el Acuerdo de París, en la lucha contra el cambio climático.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*