LA “ESPERANZA” DE MÉXICO HA PROPICIADO DESESPERANZA ENTRE MORENISTAS DE JALISCO.

Por: Víctor Galindo “Vigaro”

Para la mayoría de los grupos simpatizantes, militantes y fundadores de la corriente morenista en el occidente de México, la imposición que MORENA ha ventilado, al especular con la convocatoria anunciada y que en redes generó grandes expectativas para los aspirantes a participar en la próxima contienda electoral 2021, trajo el desencanto y desilusión hacia el partido político oficial.

Jaime Hernández Ortiz, coordinador de Ala Democrática de Morena en Jalisco, denunció una serie de irregularidades en torno a esta imposición centralista, que dejó sin posibilidades y sin esperanza a los “suspirantes” que en tiempo y forma respondieron a la convocatoria y que fueron manipulados, engañados y utilizados hasta el último minuto previó al vencimiento de los registros respectivos.

“Cuando pensábamos que ya habíamos superado prácticas viciadas del pasado, regresamos a ellas con más fuerza y encontramos, imposiciones, dedazos y prácticas que nos duelen mucho. Nuestro partido ha presumido ser distinto a otros partidos, esto nos lleva a escenarios aun impredecibles, juicios impredecibles, movilizaciones en este proceso electoral y creo que va haber muchísimos morenistas que no van a apoyar a los candidatos que fueron impuestos, el ejemplo más claro fueron las 20 diputaciones locales, del pasado domingo”, lamentó Hernández Ortiz.

Adelantó que la primera acción a tomar serán movilizaciones pacíficas, sin embargo, en lo jurídico, se presentaran impugnaciones ante las instancias electorales, “tengo entendido que al menos cuatro grupos militantes en Jalisco, ya están trabajando con sus abogados para presentar sus propias demandas, nosotros ya tenemos avances al respecto, como el juicio de protección de derechos político-electorales y los denominados procesos administrativos sancionadores contra el partido por el incumplimiento de su convocatoria”.

Otra acción que se sumará, no menos importante que las anteriores es la de NO HACE NADA, es decir, “No vamos a votar por ningún candidato impuesto, no vamos acarrear votos, no vamos a junta gente, no vamos a cuidar casillas, no vamos a repatir un solo volante, no vamos a tocar puertas, no vamos hacer nada por ninguno de los 20 candidatos a diputados que fueron impuestos, porque todos ellos responden a los intereses de otros partidos que históricamente han sido contrarios a Morena y a la 4T, son enviados por MC, por el PAN, por el PRI y nos parece una vergüenza que ahora nos los impongan como representantes en los cargos de representación popular” explicó.

Invitó a los diversos grupos morenistas de Jalisco, inconformes, a sumarse a la marcha que llevarán a cabo este jueves 18 de marzo, a las 16:00 horas en el parque de la Revolución (rojo).

En el caso Jalisco, la intervención del delegado nacional electoral en el occidente, José Narro, propició una claridad en torno a la discrepancia partidista, “a Narro le quedó muy claro que no podía hacer nada sin las diferentes expresiones, lo que hizo fue abrir espacios para esas expresiones y condiciones para ser oídos”.

Prevé que ante este panorama, Morena en Jalisco, tendrá planillas incompletas, registros extemporáneos, registros sin consenso, estamos en una situación inédita, muy diferente a lo vivido hace dos años cuando se percibía una unidad muy fuerte, hoy vemos una estructura derribada y nos preocupa que, quien tiene la llave para los registros, es una persona que ni siquiera es del partido”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*