LA SEMADET EMITE RECOMENDACIONES IMPORTANTE ANTE INCENDIOS FORESTALES.

Con la finalidad de mantener informada a la ciudadanía sobre algunas situaciones recurrentes en caso de incendios forestales, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet), hace de su conocimiento que en algunas ocasiones los incendios afectan la hojarasca superficialmente y es necesario determinar antes de cualquier intervención, cuál es la mejor vía de restauración y recuperación de suelos. En las zonas recientemente incendiadas, la superficie del suelo debe pasar por un proceso natural de recuperación.

Es recurrente el interés de la ciudadanía por comenzar a reforestar después de un incendio forestal, lo recomendado para iniciar con el periodo de reforestación, cuando se identifique la necesidad de hacerlo, es una vez que ha concluido la temporada crítica de incendios forestales y con el paso del primer temporal de lluvia, esto es generalmente durante los meses de julio, agosto y septiembre. Para plantar árboles, se deben tomar en cuenta aspectos como: el tipo de suelo, el tipo de flora, y sobretodo, quien lo haga debe tener preparación y conocimiento del tema, es por ello que durante las reforestaciones sociales, siempre hay brigadistas forestales que acompañan a la ciudadanía en el proceso. Los polígonos recientemente afectados no son aptos para ser reforestados.

Lo que caracteriza a un incendio forestal es que el fuego se propaga libremente por vegetación natural como bosque, selva, matorral, manglar, tular, entre otros.

No se consideran incendios forestales:

1) La quema de vegetación agrícola o quema de rastrojos (restos de tallos y hojas que quedan en el terreno tras cortar un cultivo), ni quemas de pastos, en este caso debe informarse al municipio y respetar los calendarios de quema previamente establecidos, esto para los municipios en el interior del estado; en el AMG este tipo de quema está prohibida.

2) Los incendios que ocurren en áreas urbanas en arbolado, jardines, camellones, baldíos, pastos y matorrales en parques; no se consideran forestales por lo que el reporte para su atención debe realizarse con el municipio correspondiente.

Ante un incendio forestal, se recomienda a la población mantenerse al tanto en canales oficiales y no buscar intervenir de ninguna manera. Ya sea con difusión de mensajes que confunden y brindan información falsa; envío de víveres y alistamiento de personas voluntarias.

En caso de que se requiera apoyo de la ciudadanía se hará de conocimiento a través de canales oficiales del Gobierno de Jalisco. La presencia espontánea de personas que quieren apoyar dificulta la logística y accesos para combatientes y unidades de emergencia. Las y los brigadistas forestales reciben capacitación especializada previo a la temporada crítica de incendios, por lo tanto no se convocan personas voluntarias sin capacitación y no se les permitiría el acceso a las zonas de incendios.

Al visitar un área natural, recuerda: no dejar basura; no extraer plantas, animales o minerales; no abandonar animales; respetar los senderos exclusivos de ciclismo; no arrojar cascajo o escombro; no tirar colillas de cigarro; no estacionarse a la orilla de los caminos o donde haya hierba seca; cumplir los reglamentos de las Áreas Naturales Protegidas (ANP) y no realizar fogatas.

El combate de un incendio forestal es una actividad de alto riesgo, por lo que se pide a la ciudadanía no acercarse a los incendios ni intentar apagarlos, en caso de detectar incendios forestales, reportarlo inmediatamente a las siguientes líneas: 33 3636 8252 (Centro Estatal de Incendios Forestales) / 800 INCENDIO. El seguimiento al combate de los incendios se puede consultar en la cuenta de Twitter @SemadetJal.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*