Gobernador atiende a afectados en costa jalisciense por huracán Willa

Tras realizar un recorrido por zonas afectadas por el paso del huracán Willa, el Gobernador del Estado de Jalisco, Aristóteles Sandoval, atendió a habitantes de la comunidad Villa del Mar, de Cabo Corrientes, incomunicada con el poblado de Ipala. Ahí mencionó que ninguna vida se pondrá en riesgo luego de las lluvias que azotaron la zona y provocaron la creciente del río y el deslave del puente que las comunica.

 

Al hablar personalmente con los afectados, el mandatario jalisciense indicó que se tendrá que esperar a que la creciente del afluente Ipala baje, o como otra alternativa también descienda el caudal del arroyo El Realito, en Tomatlán, para poder regresar a sus hogares, que desde el pasado lunes habitantes fueron evacuados por elementos de Protección Civil ante la llegada del meteoro.

 

Ante las autoridades municipales y de la Unidad Estatal de Protección Civil y Bomberos de Jalisco, Aristóteles Sandoval, ordenó que en las próximas horas la Comisión Federal de Electricidad restablezca el servicio, así como la instalación de un puesto de salud para la contingencia, además de la supervisión de trabajos de reconstrucción del puente por parte de la Secretaría de Infraestructura y Obra Pública.

 

 

El huracán Willa, que alcanzó hasta la categoría 5 para posteriormente irse debilitando dejó saldo blanco al no registrar muertes o desaparecidos en la costa de Jalisco, indicó Arturo García Pulido, primer comandante regional en Puerto Vallarta, de la Unidad  Estatal de Protección Civil y Bomberos de la entidad.

Al acompañar al Gobernador en su recorrido, informó que hasta el momento en la región Costa Norte aún hay personal evacuadas en el municipio de Cabo Corrientes y Cihuatlán, esto, hasta que desciendan los caudales de los ríos y se realicen labores de limpieza.

 

Las afectaciones que provocó el meteoro en Melaque y Cihuatlán se reducen a calles enlodadas por la fuerte tormenta registrada este martes. En Puerto Vallarta se pudo observar el oleaje significativo sin tener algún tipo de afectación o daños en infraestructura; hasta el momento los caudales de los ríos Cuale, Horcones y Pitillal ya están a la baja.

 

“Ahorita, por parte de la Unidad Estatal de Protección Civil Jalisco, todo el personal se encuentra distribuido en varias comunidades particularmente en el municipio de Cihuatlán y en el municipio de Cabo Corrientes porque tenemos algunas afectaciones que tenemos por el huracán de forma secundaria que es el crecimiento de ríos”, dijo.

 

El comandante regional mencionó que son entre 40 y 50 oficiales los que trabajan en los municipios costeros en coordinación con las unidades municipales PC, Policía Federal, la Marina y la Defensa Nacional.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*