Fueron entregadas 11 compensaciones económicas subsidiarias más a víctimas de violación a sus derechos humanos

El Gobierno del Estado de Jalisco, a través de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas (CEEAVJ), hizo entrega de 11 compensaciones económicas subsidiarias más a víctimas de violación a sus derechos humanos, refrendando el compromiso por la atención de víctimas y reafirmando el primer lugar a nivel nacional como el Estado que ha realizado más entregas de este tipo.

 

 

 

En rueda de prensa, Kristian Felype Luis Navarro, Secretario Técnico de la CEEAVJ, señaló que con las 11 compensaciones económicas subsidiarias entregadas al día de hoy, se registra un total de 37 en lo que va del año.

 

 

El primer caso, se trata de un hecho de tortura, llevado a cabo por elementos de la Comisaría Pública del Estado de Jalisco en el año 2013. En este suceso, un ciudadano fue detenido acusándolo de robo calificado y homicidio; fue torturado continuamente durante seis horas, lo que derivó en una fractura en el tobillo y además fue exhibido en los medios de comunicación.

 

 

El segundo caso se trata de dilación en la procuración de justicia, cometido por el personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) en el año 2013. Un ciudadano fue atropellado por un camión urbano de pasajeros, causando un esguince cervical, trauma maxilar y contusión cerebral; debido a este hecho, se inició la averiguación previa y el agente del Ministerio Público archivó el expediente, violando el derecho al debido proceso.

 

 

El tercer caso, trata de la omisión de vigilancia a un menor de 15 años de edad detenido en los separos de la Fiscalía Central del Estado de Jalisco, mismo que provocó que este se quitara la vida dentro de la celda. La Comisión Estatal de los Derechos Humanos (CEDHJ) emitió una recomendación en el año 2014.

El cuarto suceso ocurrió en 2016, por una negligencia médica cometida por el personal de reinserción social de la FGE, que provocó la pérdida de un ojo de uno de los reclusos. Este recluso solicitó constantemente atención médica, misma que fue insuficiente; provocando que una vez cumplida su pena, acudiera al Hospital Civil de Guadalajara, donde le tuvieron que extirpar su ojo.

El siguiente hecho se trata de una desaparición forzada llevada a cabo por elementos de la Comisaría de la Policía Preventiva Municipal de San Pedro Tlaquepaque en el año 2012. La esposa de la víctima fue avisada de una detención por parte de elementos de dicha corporación, por lo que inició su búsqueda en los separos, sin éxito alguno; su cónyuge fue localizadosin vida días después en el Servicio Médico Forense.

El sexto caso se trata de una negligencia médica en el Hospital Regional de la Barca, que provocó la muerte de un recién nacido y la extirpación del útero a la víctima, privándola de posible maternidad con posteridad. Esta persona acude ante la CEDHJ, quien determina una recomendación.

El séptimo caso se trata también de una negligencia médica en el Hospital Materno Infantil Esperanza López Mateos, esto ocurrió después de que el personal médico le realizó una revisión perforándole el útero, lo que desembocó a la extirpación del útero a la víctima, quien acudió a la CEDHJ, misma que emite una recomendación en el año 2016.

El octavo caso es por omisiones en el área médica del Centro Integral de Justicia Regional de Tepatitlán de Morelos, que provocó la muerte de un interno.

El hecho se registró en el año 2016, cuando este se encontraba recluso,  quien a lo largo de 15 días solicitó atención médica, misma que no fue recibida. A consecuencia le causó la pérdida de su vida. Quién encontró el cuerpo del recluso sin vida fue la Cruz Roja Mexicana, ya que dicho centro penitenciario no contaba con personal médico para atenderlo.

La novena y decima compensación, es por un caso de tortura y amenazas intimidantes por parte de elementos de la Comisaría Estatal en el municipio de Puerto Vallarta.

El último caso se trata de una negligencia médica en el Hospital Regional de Puerto Vallarta, que provocó la muerte de un nonato. Esto sucedió en el año 2016, cuando una persona acudió a solicitar atención médica debido a que contaba ya con las 41 semanas de embarazo, sin embargo, no fue atendida; se le atendió negligentemente y falleció el neonato.

Luis Navarro señaló que se pretenden entregar ocho compensaciones económicas subsidiarias más antes de finalizar el año, generando así un record histórico de 45 compensaciones entregadas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*